5 de enero de 2012

Que Pena tu Titular 2: Abejas Zombies

El sensacionalismo es la ultima tendencia en el periodismo. Y nada se salva de ésto, ni siquiera las noticias cientificas. La ultima tendencia, hablar de los efectos de un parasito que podrian explicar la muerte de las abejas, conceptualizandolas como "Abejas Zombies"

Tanto la imagen del periodico, como el siguiente enlace: "Descubren un parasito de mosca que deja transforma en zombie a las abejas" muestra, quizás y muy probablemente,  un intento para que la gente se interese y lea la nota.

Sin embargo, no veo por que no utilizar un titular como "Nuevo parasito podria explicar desaparicion de las abejas" o bien "Nuevas pistas sobre la desaparición de las abejas" o algo por el estilo.

Ahora, el tema real es el siguiente, las abejas obreras están abandonando sus colmenas y mueren en sectores cercanos. Lo intrigante es que en la colmena queda miel y polen que no han ingerido, por lo que no se puede adjudicar este desorden de colapso de colmena (CCD en inglés) a una falta de alimento.

Y a pesar que se tienen varias ideas de que puede causar la muerte de las abejas, ninguna de estas ideas explica el novedoso comportamiento de las abejas a salir de las colmenas para morir en zonas aledañas. Además, durante ese periodo las abejas se muestrasn desorientadas, moviendose en circulos y muchas veces incapaces de mantenerse "de pie".

Frente a ésto, Andrew Core de la Universidad de California dice haber encontrado una causa para este comportamiento. Se trataria de una mosca parásita denominada Apocephalus borealis, la cual es conocida por atacar abejorros o moscardones.  La investigación de Core entregó evidencias de que ésta mosca parásita tambien puede infectar a las abejas.



El parásito funciona así: tal como una abeja, la mosca inyecta en el cuerpo de la abeja un maximo de 13 huevos, los que se transforman en larvas y comienzan a consumir el cuerpo de la abeja desde su interior, para emerger como larvas adultas dos semanas después.

A. Apocephalus borealis. B. Abeja siendo infectada por A. borealis (abdomen).
C. Abeja muerta con larva de A. borealis entre las flechas rojas.

Lo que Core no logra explicar es cómo se genera el comportamiento de abandonar la colmena, aunque sugiere que podria cambiar su ritmo circadiano, su sensibilidad a la luz u otros aspectos de su fisiologia; aunque no descarta que puede ser un comportamiento altruista de las abejas el abandonar las colmenas cuando han sido infectadas por algun parásito, reduciendo futuros problemas al resto de la colonia. O bien, puede ocurrir el caso contrario donde otras obreras detecten las abejas infectadas y las expulsen.

Debido a la importancia economica que tienen las abejas (miel y polinizacion), en EEUU suelen ser bastante estudiadas, por lo cual, si esta relacion entre la mosca parasita y las abejas hubiese comenzado hace tiempo, probablemente ya se habría detectado. El hecho de que sea detectado a estas alturas da a entender que esta relacion es nueva, y probablemente debido a una nueva adaptación, o si quieren ponerlos en terminos simples: la mosca evolucionó y esto le permitió ampliar su espectro de infección. La preocupación radica en que las colmenas de abejorros, tienen cortos periodos de vida, mientras que las colmenas de abejas pueden durar por largos periodos, lo que podria aumentar su numero de individuos de manera importante.

Finalizo citando una frase del paper que me pareció entretenida por lo apocaliptica que suena: "La abeja doméstica es el pasaje de A. borealis hacia la invasión global".

ACTUALIZACIONES

Joseph Derisi, investigador del Instituto Howard Hughes que trabaja en el campo de la microbiologia y biologia molecular, ha dicho las siguientes en una charla que dió la Universidad de California, cuando hablaba de su trabajo sobre identificación de nuevos microroganismos patogenos en las abejas.

Uno de los problemas con descifrar lo que causa este colapso de colonias es que no sabemos mucho sobre las colonias normales.

Las "Abejas Zombie" son geniales, pero los fóridos (grupo de especies donde se encuentra A. borealis) probablemente no estén asociadas a éste colapso de colonias.